mI refugio...

tEndrá que esperar.

hOy que no había quién lo caGara, pensaba ir a  refugiarme.
Desde hace mucho tuve que dejarlo.
eSo me pasa.

Cuando andaba de compa con el inNombrable, que lo invito. Y que se adueña de mi refugio.
Que resulta que luego iba cada fin con sus pinches lacritas.
y No volví.

aYer discutimos.
Qué ganas de despelucarlo.
Y hasta tuve que saber que se iba a Tapapa a "trabajar".
Claro, al talón supongo yo.

Me vale ma.
Al fin que con el sudor de su cu. lOlo y yo nos paseamos :D
jajaja

y Lo primero que se me ocurrió fue: sOy libre en mi refugio... ya me vi.
pEnsé en ti tRiviani, a que me acompañaras a ahogar las penas, ahora que andas con la agenda holgada. Peeeeero resulta que hay pachangón familiar.
y Yo que ando tan herida.

mUero de coraje.
Pero por mí. Porque este amargo atole lo he probado mil veces y no más no...
Que ya he orado mil veces: que me quites lo pendeja, pero naaaa.
Seguro que me falta devoción.

Que yo pidiendo por que a otros se les quite lo wey y se me olvida que padezco el mismo mal.
Ahora sí, veo la paja en el ojo ajeno y la roca que traigo en mío qué.
:S

No.
Lo peor es que me sé pendeja... o más bien noble.
Soy muy condescendiente con el iNnombrable quién sabe por qué.
A veces me conmueve, me da ternura su méndiga fantochez que no le creo nadititita. Si a veces lo siento más solo que un perro, que un camello en el desierto, porque sus méndigas lacras son buenas en la peda, pero desaparecen en los duros momentos. Y le ofrezco el hombro. Se aprovecha. Se la cree.
Si siempre digo, a ver hasta dónde llega... lo conozco mosco.
Pero no, siempre me sorprende.
Cuando digo, otra cosa más: imposible.  Ya todas me las sé... ni maaa
se Saca una nueva de la manga.
caBrón ilusionista.
Ni qué dAvid Copperfield ni qué nada.

eN fin...
mI refugio, en otra ocasión.


sIgo con la tejedera y he llegado a una conclusión.
Invento mil y un puntadas, padrísimas... todo mundo las chulea.
Avanzo, muestro y desbarato.

Nunca en la vida he terminado algo.
Y se me ocurre pensar en todas las manualidades que se me han ocurrido.
Me llega un furor bravo. Construyo como loca y abandono.

Como muchas cosas en mi vida.
eMpiezo y aBandono.
Nunca cierro... y ésa es una tragedia.

qUé se me hace que recurro a Adriano para la terapia gEstalt y misantamadre.
pOr algo hay que empezar...

que lo importante es terminar
:s
estOy perdida

:(

Comentarios

Lo que no olvidan...