pArabola...

qUe estoy como La parábola del joven tuerto...

aYer le decía al querido iNvisible: parezco el mismísimo Cuasimodo hecho carne.
Jajaja.

Y hoy, Dios me hizo el milagro: de emparejarme.
Qué amable.

Ahora traigo los dos ojos rojísimos.
Ahora parezco vampiro.
Qué sexy.

Jajaja
En fin, me veo mejor que con uno solo :)
Ya hasta veo el futuro... es una maravila :D
Hoy el iNnombrable
hizo llorar a lOlo.
kArma, iNnombrable...
que la vida te lo cobre como mejor le parezca.
Las mías, te las perdono... pero las de lOlo
a mí  no me tocan.

Es una maravilla ser niño,
porque en un minuto lo consolé...
y lo olvidó.
Olvido, es lo que merece.

Comentarios

  1. jajajajaja aaay qué bonita entradaaa, siempre sacándole lo positivo a las cosas!! xD

    Saludoos!!

    xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que no olvidan...