pLatónico

Mi corazón de condominio tiene muchos amores platónicos.

Unos más grandes que otros.
Unos más cercanos que otros.
Unos más importantes que otros.

Uno de ellos, grandecercanoeimportante, es mi director de tesis: el iMpulsor. Mi gurú de las letras y la lingüística.
Genio y figura, hasta la sepultura.
Joven... bueno, más joven que cleaBer que ya es decir mucho.
Sencillísimo.
Inteligentísimo.
Letradísimo.
Graciocísimo.
Solterísimo.
Infantilísimo.
Impulsor de talentos escondidos.

Desde que era su alumna, setní una cierta preferencia.
Yo le gustaba. Mor y Gabina no me dejarán mentir.
Que dice elInteligente que por eso nos retuvo 6 años la tesis... :s sha-le!
Y a mí, me encantaban sus clases: claro, preciso, sencillo, interesante, divertido.
Gracias a él, incursioné en la lingüística.
Y él, nos absorbió, absorbió, absorbió.

Pero mi camino tomó una dirección inesperada y se pausó el encanto.

En cada fecha especial recibía atentos y exclusivos mensajes. Y con eso, quiero decir: que los recibía yo, pero no mis amigas. Qué curiosito.

Hasta que un día, con mi mAldeagenda (que ahora explico), confundí un mensaje de mi maestro el iMpulsor y lo contesté pensando que era otro amigo.
Creo que caí de su gracia porque en varios años, no recibí los atentosyexclusivos mensajes.

El otro día le mandé un correo:
Hola maestro, ¿cómo está?
Hace días le mandé un mensaje para saludarle y no recibí respuesta.
Le decía que si hasta rara me sentía sin tesis, por eso ya iba a empezar con la de mi hermana... :)
Ayer hablé con Gabina y le comenté, me dijo que su número terminaba en 93, y me voy dando cuenta que quién sabe a quién se lo mandé entoces :S (mAldeagenda otra vez).

En fin, espero siga siendo éste su correo, o de plano estoy perdida en el lImbo (buenos recuerdos, lImbobar).
jajaja

Contestó muy formalmente, como siempre:
Hola wEndolyn, gracias por acordarte de mí.
Sí, mi número es ...93, así que quién sabe a quién saludaste :)

No debes sentirte rara por (no estar haciendo) la tesis: debes sentirte muy orgullosa por persistir en un proyecto que muchos creían interminable... Por ello, hay que presumirlo a todo el mundo. Este año no, pero para el siguiente, les propongo que trabajemos los capítulos y lo que tenemos en el tintero sobre N. James para publicarlo. De veras, hay mucho trabajo detrás que no debemos desestimar tanto mas que la suya fue una tesis a nivel de las de la H. Maestría de lingüística. (no creo que la méndiga carmina opine lo mismo, nos desbarató nuestro árduo trabajo rebajándolo a nivel kindergarden :s)

Este año no se los propongo porque... ¡ya no vivo en Guadalajara!
Estoy haciendo una estancia académica en la Universidad de Colima, en la Facultad de Letras y Comunicación. Gracias a Dios, estoy muy :D

Comenta, por favor, los planes para el 2011 con las chicas y recibe un saludo muy cariñoso.
Desde la "[v]illa de Colima desta Nueva España de las Indias del Mar Oceáno"*

* Testamento de Alonso Lorenzo de Meltoro ante el escribano Gaspar de Villadiego, 1536, Archivo Histórico del Municipio de Colima, sección A, caja 1, exp. 4, 4ff.
[Ven, letradísimo hasta el infinitoymasallá]


Contesté a la formar ePístola (jajaja) con un mensaje a su cel:


Número guardado (mentí: maldeagenda).
Qué gusto saludarle, maestro.
Siempre me acuerdo de usted. Si es la luz de mi ignorancia, cómo olvidarle. 
Ahora en Colima, que los alumbre mucho!
Estoy puestísima para seguir trabajando, muchas gracias por considerarnos :)

Y contestó:
Número capturado, yo también!
Calurosos saludos, literalmente :)*

*Esto casi me quiso dar miedo.
En fin...
Y todo esto para decir que volvió el tradicionalatentoyexclusivo mensaje de época:
Un apretado abrazo para compartir mis mejores deseos en esta Navidad!

:)

Maldeagenda: no hay cosa que me dé más flojera que guardar números y actualizar agendas y directorios. Me chooooookiiiiiiiiis! Ya tengo como 6 meses con mi cel y a penas tengo unos cuántos contactos. Claro que sufro y maldigo mi flojera cuando necesito hablar con alguien y pffffffffffffff, no tengo el número.

En fin, llegó este mensaje y supe que era él. Es su estilo.
Pero no quise meter la pata respondiendo, ya me equivoqué una vez.
Me dio gusto que volviera :)

PD: dicen algunos malditos letrinos, que el maestro es gay. No lo acepto. No porque tenga algo en contra de la preferencia, soy la primera en apoyar esos asuntos, sino porque es Él. Y es conmigo un amorplatónico.

Y ahora sí guardé su número.
:)

Comentarios

Lo que no olvidan...