pAciencia, ven a mí...

eSo sí, 
hago de cuenta que me sigue valiendomá.
Que eso crea.
Que así será.
Y pronto.

Peeeeeeeeero...
lO haré mientras se mantenga lejos de mi vida y la de los míos.
Porque he visto que se ha querido meter hasta por lo ojos de todo mundo. Y mi santamadre que tanto lo quiere y defiende (hijoepú), se encarga de abrirle las puertas de mi casa de par en par. Me enervaaaaaaaaaaaaaa!!!!
Creo, que hasta ladro (ahora sí) cuando lo sé dentro de mi casa, conviviendo con la family como si fuera de él. Ganasdedespellejarlo y sacarlo de donde más le duela.

Así.

Y resulta, que hoy llegué y misantamadre (ganasdedespellejarla también) dice: pues come pronto porque te vas a enojar. Y yo: vinoelestúpido.Sí, y qué crees... trajo una canasta de dulces y lOlo bien volado. Yo: aY madreinfernal! (así le digo de cariño) (jajaja), lOlo y tú bien volados, dirás... pareces pobreEXsuegraderancho. Miserablehijoepú... quién sabe quién chingados se la regaló y viene a traerla aquí. ¿No entiendes? ¿Ya se te olvidó que le trajo a lOlo un agua "embrujada" para que se le tomara porque según él yo le había hecho un trabajito?

Y sí, debí haber comido pronto porque hasta el hambre se me quitó.
Y  NO PUDE!!
:'(
CAÍ
Otra vez.

En vez de ignorarlo, 
como me he propuesto le mandé un mensaje:

No traigas dulces, estamos a dieta...
Y menos si están embrujados!!
Méndigo chamándebarrio.

Jajaja
Calló.

Y después yo reí...
A veces siento que me paso.
Casi me conmueve, como a mi madre.
Naaaaaaa, la verdad no.

Digo honestamente, desde el fondo de mi corazón:  

Puede hacer un AEROPLANO
 (no sólo papalote) de su vida, 
pero 
FUERA
de la mía.

 Y seguro que se me acaban los insultos y corajes.
.: faltabamás :.

Sigo en trance:
OMMMM...

Comentarios

  1. otro blog que visito donde un pelado bueno para nada es el actor principal....

    tan bello y placentero que es estar acariciando una piel femenina, tierna, dulce, besarla, amarla y llevarla a la plenitud de extasis del amor!!!

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Todo bien mientras no lo aceptes de nuevo en tu vida, quizá debías hablar con tu madre y decirle que no es bienvenido.

    Yo digo.


    Un gusto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que no olvidan...