vUelve!

vUelve!

1.      Había tenido guardado en el cajón de cosas a evadir el recuerdo del niño de mi corazón.
2.      Y me siento culpable por olvidarlo un poco.
3.      Ahora que el Raymond se fue, dolió. Pero pensé con serenidad: están juntos.
4.      Pero ha vuelto, lo veo (ahora lo explico) y no sé qué sentimientos me evoca eso.


La explicación

Uno de los vecinos iNcógnitos, se parece muchísimo al niño de mi corazón. La primera vez que lo vi, fue un graaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan impacto. Justo iba pensando en Christian, en las cosas que han pasado, en cómo se fue, el dolor y otras cosas y que abro la puerta de la calle y veo justo frente a mí al vecino. Sentí la sangre hasta los talones, se parecen muchísimo. Me vio a los ojos (y se me hizo una eternidad). De alguna manera, volví a verlo… parado frente a mi casa.

He visto al vecino otras 3 veces (cabe mencionar, que nunca lo había visto en la vida), y aunque ya no es el mismo impacto de la primera vez, no deja de estremecerme. Es una especie de emoción (como si realmente fuera Christian), es miedo (porque el vecino tiene una mirada que me parece siniestrona), es dolor (pensar que es una ilusión pero que realmente Christian no volverá).

Milenuno.
Mil sentimientos resumidos en uno.
Dolor.

Comentarios

Lo que no olvidan...