lAbios...

Dios!!!

Me derrite.
Tiene los labios más bonitos del mundo entero.
Y pensar que un día fueron míos.

Y ahora...
Tengo que conformarme escuchando sus aventuras.

Es más,
me encanta todo él:
su cara de ardilla 
sus cejas de gusano  quemador
su nariz chueca
sus labios rojos pequeñísimos
sus manos largas y suaves
sus brazos  fuertes abrazables
su pelona cuarentañera
su arrogancia
su inestabilidad
su amargura crónica

Qué hermoso.
Jajajajaja

Comentarios

Lo que no olvidan...