aLtibajo: bajobajo

He pasado de una emoción a otra en la última semana, y me siento agotada.
Quise girar el barco y pretender llegar a un nuevo lugar... aún lo intento, pero falta mucho para llegar. En esas estaba cuando se aparece el iNdeseable a querer pegar su chicle y darse paseo gratis.

Por un momento, considerando mi flaca voluntad (lo único flaco que me queda) (... pero por poco tiempo) (he decidido engordarlo también)  (jajajaja) (bueno, y enflacar la lonja), me emocioné. Me vi UN DÍA compartiendo nuestra casa, nuestra vida, nuestro hijo...

Pero bien pronto, 
que se nos acaba el sueño.

Es imposible.
Nos estuvimos mensajeando toda la semana. Nos vimos dos veces unos 30 minutos, de los cuales, pelamos 25. Qué horror. Qué desgaste. Crudamente, como querer reconstruir un manjar del vómito :s así de feo.

Lo que más me enoja, es que el pobre es la víctima.
Pobre hombre.
(es sarcasmo)

Lo que más me duele, es lOlo.
Que pasó las mismas emociones, pero magnificadas: vio circo, maroma y teatro.
Me siento miserable por no detenerme (la sensata soy yo) y hacerlo participar de esas cosas :(
Ojalá pudiera borrarlas... pero como no puedo, lo que más es NO REPETIRLAS.

Lo reconozco,
francamente, es  mejor sin él.

Mi vida sigue,
que no se me ocurra emocionarme
otra vez
con cuentos de terror.

Comentarios

Lo que no olvidan...