qUé nos panchó?!

eL sábado, pretendía hacer unas compras... ahora que me dio la furia deportiva: Tenis, pants, bandita de la cabeza... (jajajaja, esta última no... sería demasiado) porque urge poner a sudar la lonja. En esas andaba en la plaza, cuando me topo con el de los "vesos".

En su tiempo, me dio miedo quererlo y dejarme comer. Otro que conocí en una de las incontables pausas de noviazgo con el iNdeseable. Me conquistó su insistencia, su seguridad, su plática, su baile... sus "vesos" (sic) :D. Franc, Gerente de Relaciones Públicas del bar de costumbre de mis amigos. O sea, buenoparanada. Feo, pero con personalidad. Burro, pero con buena plática. 

Añales que no lo veía... casi desde que lo abandoné a él y sus señores "vesos". Todavía, después de la historia, un día me preguntó "Wen, ¿te acuerdas de los vezasos que nos dábamos?" . Yo, muy en mi papel de seriedad: "No... no me acuerdo". Y reímos en complicidad :D

Pero cómo olvidarlos, si fueron los mejores del mundo entero. Cómo olvidarlos, si me los escribía con "V" y hasta con "C". Un día llegó un mensaje: "x q, no. No me gusta que no me veces...". Hasta me hizo llorar, no por la intención del mensaje, sino por su ortografía que siempre me sacaba lágrimas :S

La última vez que lo vi, quedamos para un café y contarnos patoaventuras (las suyas siempre me hicieron reír: mitómano en potencia). Me recibió con una morbosa mirada de escote, que más que incomodarme, me dio mucha risa: ¿Se te perdió algo?, le dije. Y él: así no estabas. Me aumenté el busto, tonto. Aaaahh, pues te quedó muy bien. Claro que no... ¿no ves que soy mamá? Ah, ¿se te desarrolló el instinto maternal?... risas.

Y bueno, lo vi esta vez, pero no quise saludarlo.
Lo que me di cuenta, es que también desarrolló el instinto maternal, con una panza traicionera que lo delataba.
Jajaja...

Se atesoran los besos y los protagonistas,
aunque a veces es mejor decir que los hemos olvidado.

:)

Comentarios

Lo que no olvidan...