eL vicio


Mi mamá siempre ha sido de esas amas de casas hipertrabajadoras, consentidoras, responsables, etc., etc. Y lo sigue siendo, aunque con sus “asegunes”. Entró al “cibermundo” y como decía mi maestro de español, Don Eusebio Padilla: “ahí fue, donde la marrana hizo de su rabo un bucle”. Jajajaja

Y ahora resulta, que mi mamá es adicta al feisbuc. Y con ello, de vez en cuando la hemos perdido:

1.      Ayer, se olvidó de comprar las tortillas y se le quemó la sopa.
2.      Otro día, mi hermana disque moría de la garganta. Tonces, madre abnegada que es, se ofreció ir al mercado a comprarle miel. Pasaron las horas… y nada. Cuando va viendo mi hermana la porra: “¡Vamos Aristóteles!”. Sí, mi madre pegada a la lap, echando porras al PRI, olvidándose de la miel, de mi hermana y todo lo demás.
3.      Una más, cuando se le olvidó recoger a lOlO a la salida de la escuela. Menos mal, el taller de mi papá queda a una cuadra… así que mi pobre lOlO, de 6 años… llegó solo. 

Y como dijera El Buki… “a dónde vamos a parar”,
con el nuevo vicio de mi madre… Jajajaja

:S

Comentarios

Lo que no olvidan...