cOmo vuelta a nacer



Hace unos años (pocos) (muy), una reverenda mujer (o sea mi reverenda madre) dio a luz a un engendrito del mal (o sea, moi). Hoy el santo de mi devoción (o sea mi pa), como queriendo enmendar mi camino, da a luz a una hermosa piedra. Ah cómo les gustó este día.

Y a mí también. Me gusta. A pesar de lo que me dijo ahora una muchachita... qué cuántos cumplo, me preguntó. Yo, 
muy orgullosa, le digo 31. Y ella (no sé si queriéndome joder o animar), me dice... "ah, pues para tu edad te ves muy bien. Te ves, como de 30". Muchacha caracha!

Aunque la pachanga está pospuesta (espérenla), tuve mucho qué festejar y harto qué agradecer: tantos amigos, tanto apapacho, tanta felicidad, tanta familia... tanta salud y bendiciones.

Hay otros aventados que se nos han adelantado en la juerga. Pa allá vamos !... Aguanten la fiesta en paz: Feliz cumple, Payaso... te llevamos en el corazón.

lOve is in the air!





Comentarios

Lo que no olvidan...