iNcansable


aL pie del cañón… durante varios años.
éL invitándome y yo negándome.
Hablándome.
Escribiéndome.
Preguntando cosas demasiado personales.
Preguntando mi dirección y mis gustos.

Y yo evadiendo cuanto pude.
eRes incansable, le dije.
Y ser rió.

Pero se le cansó el caballo.
Se casa.
Y me invita a su boda… shaleeeeeeeeeex  :s

Le dije (otra vez evadiendo):
Te agradezco mucho que me consideres lo suficientemente importante como para compartir el momento conmigo…
Y me interrumpe:
En serio irías????
[no me dejó terminar] [iba para decirle que no quería ir]… y entonces, suavizando el momento le dije: cómo crees que voy. Me moriría de pena. Además, no te da miedo que en un arranque quiera impedir la boda? O peor aún… que tal que me ves y te arrepientes? No! No podría cargar con eso en mi conciencia.

Y risas.
iNcreíble, pero cierto: se casa.
Era de sentimientos nobles… así que espero que sea muy feliz por los siglos de los siglos.
:D 

Comentarios

Lo que no olvidan...