oRejas voladoras

aSí le decía, porque me encantaba, aunque tuviera las orejas de soplador, ahora operadas y discretas.

hOy me lo encontré, iba pasando por mi casa cuando yo salía corriendo con lOlO para la escuela. eS guapísimo. A pesar de sus 520 años de casado y sus 520 mil telerines hijos.

hAy algo en nuestras miradas que permanece… desde que yo estaba en la secundaria.

Al principio me caía muy mal, por acosador y altanero. Después me cautivó. Me daba risa y me halagaba… pero en secreto. Seguía manteniendo mi cara de piedra cuando me lo topaba.

Un día, regresaba de la prepa y él estaba parado en su carro con un amigo. Me habló cuando yo ya iba a unos metros. Lo ignoré y seguí caminando. Me chifló, me gritó… y seguí caminando. Por fin se subió a su carro y empezó a pitar como loco. Lo encendió y avanzó para alcanzarme. ¡Uf!, salvación… en la esquina iba pasando mi papá en su carro y me subí. Sólo entonces voltee a verlo sonriente… y vi su cara de congelación.

No me volvió a hablar :’(
Después, cada quién se consiguió sus respectivas y actuales parejas. 

Mucho después, mi novio me invitó a una boda.
Sorpresa.Era su gran boda de novia embarazada :’(…
La boda que puso fin a un quizás, para dar la bienvenida a un yanuncamás, como la peli de luismi (jojojó: que ya es decir mucho drama).


Y ahí, una historia congelada en el recuerdo.

Comentarios

Lo que no olvidan...