rApunzel

mE cansé de dar vueltas en completa oscuridad y silencio... no me puedo dormir :(, así que aquí estoy. Historia fluyendo:

Se casa mi amiga Rapunzel. Hace tiempo no sabía de ella... iba a decir que creía que desde 20 de septiembre pasado, cuando me preguntó si ya LO había felicitado.

No, le dije... y tú? (pensé: zOrrita) (lo bueno que es mi amiga) (y por lo mismo pienso: ¿qué son esos comentarios de Él y Ella? al cabo yo ya estoy ocupada. iNmunda) (y para ser honesta, ya tenía yo preparadísimo el show del telegrama) (cosa que a ella no le importa) (mi negación, como explico más adelante). Y me dice: no, es que yo no le hablo bien... lo tengo en el feis, pero no le hablo... salvo cuando en la escuela le decía que yo era tu amiga. Ah, sí me acuerdo, le dije (de hecho me acordé hasta que Él me decía que mi amiga la loca, cuando se lo encontraba lo único que le decía es: soy Rapunzel y soy amiga de wEn)  (y eso cada vez) (jajajaja).

 Bueno, esa fecha iba a decir... pero no. Me habló en enero para decirme que el siguiente sábado iban a pedir su mano. Y me alegré enorme y sinceramente de su dicha. Qué emoción amiguísima, te deseo mucha suerte, que todo salga de maravilla, le dije. Y ya no supe más.

Quise llamarle después, para preguntarle cómo había salido todo, pero yo y mi mal de agenda, no dieron con su número. Le dejé mensajes INBOX feisbuqueros, y nada. Ella ya me había dicho que no lo usaba mucho. En fin...

Esta vez me la encontré en el Skype. Y le pregunté, cómo estuvo todo... si ya fue la boda, cuántos hijos tiene ya... en fin.

Y me puso al tanto, muy emocionada... igual que yo :)
Me caso en septiembre, aparta la fecha y nada de que no puedo ir. La invitación luego te la doy porque todavía ni las mando a hacer. Jajajaja. Ok, agenda programada, le dije :)

Y que cómo están tus papás, tus hermanas, cómo va el trabajo, cómo están los nervios, etc. Gusto en saludarla, de verdad.

Hasta que se me cayó la quijada al suelo de decepción y asco, otra vez. Se me ocurre decirle, ¿todavía ves a tus amigos de la facultad? ¿Cómo están?, salúdamelos. Y contesta: sí, sí los veo a todos... menos a eBa. A ese, desgraciadamente no lo he vuelto a ver. ¡Hija de Dios!... dije amigos, saaaabe.

Me dio risa. Másquenadaverdad.
Pero se la devolví. Aaaay Amiga, no te apures. A ése, yo lo veo en vivo y en directo, cuando quieras te lo saludo, ya te la sabes.

Mentirapiadosa de: TOooooooMA!

Jajaja. Me avergüenzo de mi acción, hoy que estuve en la presentación de Código de Ética del trabajo. Pero pienso, ya estuvo bueno de noblezas... mi código de ética propio primero protege mi integridad, mi moral, mi yo... que soy mucha cosa y me siento orgullosa. Tonces, ¿por qué dejar que me pisoteen con comentarios insanos? Naaaaah.

Y por cierto, es la excepción (aquí la negación)... porque normalmente, cuando mis amigas de la prepa, las que conocieron y vivieron mi trauma escolar con él, me preguntan si lo sigo viendo, si sé de él, si dónde anda y qué hace, lo niego.
No, no sé nada. No lo he visto. No volví a saber de él. No tengo idea. No. Y NO.

Y cuando él me preguntaba... oye, ¿y tus amigas las bobas de la prepa? Contestaba: ay canijo!, ninguna boba. Por ahí andan. Me preguntan por ti, pero yo les digo que no sé nada, que desapareciste de mi faz y no te he vuelto a ver. Se reía. ¿Pero por qué me haces eso?, ¿por qué no les hablas de mí? Porque no tengo nada qué decirles.

Y creo que eso le dolía
Pero más me dolía a mí

Y la total, purísima y secreta verdad (miveldá) era que no quería que se dieran cuenta, mis amigas, que a pesar de los años... de las historias truculentas... de sus desplantes de diva... de su amargura... de su hermosura... de su interminable fila de admiradoras, y de su entonces naciente pelona: 

lo quería


Seguía estancada en el mismo tiempo y lugar... No quería que se me notara el amor, que me descubrieran con lo que pudiera decir de él. Que supieran que mantenía el contacto, la vista y la esperanza. 

Me daba pena

En fin... eso fue.
Por ahora, ya dije... está cayendo de mi gracia por ser tan insoportablemente guapo y asediado.

Guácala


Será que ando chipil.
Por cierto, tanto asco me asusta.
Que hay epidemia de embarazos en el trabajo y mis alrededores.
¿Será contagioso? jajajaja

Es broma, no por lo pronto.

:)

Comentarios

Lo que no olvidan...