dEspedida



Es la primer lágrima por mi ex (en esta separación) (porque en otras, fácil lo ahogaba). Y la última.

Le dije que lo veía el domingo en el fut... pero honestamente no tuve ninguna intención de ir. Hoy me habló con un pretexto idiota y le dije que lo veía en la noche. Me dijo, Nah, me vas a dejar plantado, si tienes tiempo me hablas.

Y esos son los detalles que me desmotivan. Siempre me lo deja a mí... él no es capaz de esforzarse un poco y demostrar su interés.

Me mandó un mensaje a las 8: ¿nos vamos a ver? Ni siquiera una llamada... para no arriesgarse a si le contesto o no.

Por fin, me animé a escribirle mi despedida hace un rato:

Siempre que vamos bien, alguna de tus sorpresas llega. Dices que me amas, la cuestión aquí es que a tus palabras se las lleva cualquier brisa. Tu filosofía es: teamotanto pero mientras regresamos (o no) voy y me atasco en el lodo. Al cabo yo siempre sigo aquí, no?
Quieres que vuelva para darme lo que te sobre? Ya ves que yo soy bien méndiga codiciosa... nunca me ajustaste compartido con mil. Siempre te quise para mi solita. Y como eso siempre ha sido demasiado aplastador para ti, pienso que ningún caso tiene que hablemos.
Ésta es la primer separación en la que no siento coraje, ni dolor, ni nada negativo. Déjame quedarme con eso.
Yo, como tú... te deseo que encuentres una igual a ti. Cumpliste el sueño de mi vida al darme el niño más hermoso del mundo... Pero no soy feliz esperando tu siguiente chingadazo. No voy a jugar contigo como tú conmigo... una vez más, te abro las puertas de mi corazón donde te tenía enjaulado y te dejo libre para que vueles a donde seas feliz.
Perdón si te planté, si te huí... pero sabes que me acomoda mejor escribir. Tal vez si te viera, se me olvidaba lo que te iba a decir y te hubiera dicho que me besaras y me abrazaras.

El 25 de agosto era nuestro aniversario de novios... qué historia.




Comentarios

Lo que no olvidan...