lUcho

En la foto: mi amor platónico lUcho...
Y Esquéleto, a lo que espero llegar en unos kilos.
Así que como ya me vi, voy a decir:
Foto: mi amor platónico y yo.
Jajajajajajajajajajaja

pOr fin vi a mi amor platónico... qué experiencia.
Voy a decir muchas cosas buenas de él, aunque la verdad es que lo recordaba más Ricky Martin de lo que en realidad lo vi. Jajajaja...

El findesemana, me armó un show. Increíble. En algún momento le dije un "nomehables" que desató su furia. Jajajaja. Y entonces me dice, voy a ir a saludarte a tu casa ahorita; me importas de verdad. 3:00 am, un mensaje: estoy aquí afuera, sal a saludarme. Otro: si no sales en tres minutos voy a tocar. Otro: Ok, ahí voy. 

Y que toca!!! :O
Y que lo ando al diablo!!!! Jajajajaja

Le contesté: no seas ridículo y vete a dormir. 
Eso me mereció un semipleito por sms hasta casi las 5:00 am... y también que me eliminara de su feis para siempre jamás. :(

Me respondió: ya no te voy a rogar... te vas a dar cuenta de que soy un hombre de pocas palabras y sólo quiero que sepas que siempre te he amado, cuídate.

:O

Mucho drama.
Jajajaja

Total, le marqué al día siguiente en la tarde y no me contestó. Como a los 5 minutos, me devolvió la llamada y hablamos y hablamos y hablamos y hablamos. Nos quedamos de ver en la noche.

Y nos vimos.
:D

En resumidas cuentas, es un tipo muy agradable... de buena plática y muchas risas. Platicamos de un montón de cosas.

Y entonces, mi amor platónico se convirtió en admiración. Ha tenido una vida muy colorida; sin embargo, la sonrisa de la que estaba enamorada platónicamente no se borra. Hermosa sonrisa del mundo entero. Tiene una gran alegría de vivir, y eso es lo que más me gustó de él; quiero decir, aún con los duros golpes de su vida, es un luchador incansable (e inalcanzable, en realidad a estas alturas). De tener nada, ha sabido luchar para conseguir lo que quiere, y lo ha logrado. 

Entonces, decidí que ya no se va a llamar Rocky, de ahora en adelante se va a llamar Lucho.

Jajajajajaja :D
Y se lo dije... le dio risa, me dijo, bueno... antes no me pusiste Nacho Libre. Le digo, ah, es que no te vi los calzones, si no tal vez te haya puesto apellido. Y dice, ni los verás, porque yo no uso. Jajajajajaja. Digo: ¡Plop!, me desmayé como Condorito. Jajajajaja.

Ahora, cómo no podría quererlo platónicamente cuando me ha dejado cosas tan buenas. Tal vez su función al cruzarse por mi vida a estas alturas, sólo ha sido reconstruirme... y ahora, puedo decir que me bajo de la nube para poner los pies en la tierra: porque ya se me quitó el hipo.

He dicho!
:)

Comentarios

Lo que no olvidan...