Top Social

Por Wen Rizo

viernes, 20 de abril de 2018

Frankie Rivers



El último 20 de septiembre entré en pánico. Me di cuenta que ya no tenía noticias de él. No recuerdo si ya lo conté, pero en un arranque de “nunca más”, lo borré de mi feis para siempre. Creí que era el último hilo rojo del destino (forzado) que me conectaba con él; pero me olvidaba de una vieja tradición: E-mail.

Así que desde un celular con touch agonizante (que yo mis celulares siempre parece que los atropella un camión), con un gran esfuerzo (para atinar a las letras, a gire y gire el celular, parecía que jugaba con un rehilete en lugar de enviar un m
ensaje), escribí un mensaje de cumple simple. Como la respuesta que recibí. Supongo que tampoco sirve su touch. Ajá. Jaja.

Dije (en resumido): “… no sé tú, me aplastan los años; pero como sea, agradecer la familia completa, la vida, la salud, el trabajo… y todo eso; que casi tuve un ataque de ansiedad de ver que acaba el día y por poco no te felicito [quise decir, de ver que ya no estás en mi feis y no sé nada de ti]. Pero sé que por ahí andas, y bien; porque hierba mala nunca muere. Que seas feliz, a pesar de este apocalipsis”.
Y cual Frankie Rivers (pero de los refranes), contestó: “Ya lo dijo el gran poeta y filósofo Bob Marley: ‘Lo que ha de ser, será’. Muchas gracias, ya sabes, como siempre”.

Simple. Su touch. Jaja.

De vez en cuando, entro nuevamente en pánico… no tener noticias de él al alcance de un clic, me pesa; así que en estos días visité su perfil. Una foto nueva. Tres parejas y él: solo. Primero, alegría: por ahí anda en la vida, sé que no morirá nunca; porque hierba mala nunca muera. Luego, pena: ¿por qué solo?

No resistí la tentación y envíe un E-mail. Contestó increíblemente más palabras de las que esperaba. Y entre muchos ires y venires (en donde me aplasta y me levanto... o "Me caigo y me levanto", de Cortázar; acá la Frankie Rivers de las letras, jojo); lo dice: “Yo, Guen… solitario, pasado de moda con ideas revolucionarias, en un mundo que no está diseñado para ser feliz o libre”.

Bueno, fue un resumen de lo que dijo. Me parece increíble. Si pudiera, le devolvía a su Blancanieves, que tuviera siete enanos y que fueran felices para siempre; pero supongo que han sido decisiones de su vida.  Tonto no es. Ha de preferir la libertad y la tranquilidad… ser Dorian Grey tiene su precio. 

En fin, Frankie Rivers, deseo de todo corazón que la vida lo ponga en la película de sus sueños; mientras tanto, viva la vida loca. Jaja.
Be First to Post Comment !
Publicar un comentario