eX



Hace días me topé con Mujeres de 30 un blog de Chile en el que se leen historias frescas y divertidas. Me atrajo el título "EX", como si la historia fuese mía... "¿EX?, si tiene que ver con viejos amores, algo de mi historia debe de tener", y así fue.

Se hablaba de los encuentros con los ex... se cuestionaba a dónde va el amor de entonces, de lo que evocan o dejan de evocar pasado el tiempo. Ya lo dije. No pude dejar de hacer esa historia mía. No pude dejar de revivir mi re-encuentro con CleaBer.
.
Estoy a punto de explosión conteniendo toda esta revoltura de sentimientos. Quería escribirlo desde hace tanto "no, no tengo tiempo", me decía... pero en realidad no era el tiempo, eran mis ganas de hundirme en el olvido.
.
CleaBer sigue tan bello. Tan inteligente. Tan analítico. Tan inquisidor. Tan galante. Tan soberbio. Tan brillante. Tan fuerte. Tan él. Como siempre. Y yo... cuando lo vi, me sentí... tan lejos. Diez años lejos. Muy lejos de su inteligencia. De su galantería. De su soberbia. Tan diez años lejos de él. No fueron mariposas en el estómago; fue una patada. Concisa. Firme. Sofocante. Dolorosa. Sin querer lo sujeté para salir a flote. Me soñé y reviví mis fantasías: "No pude... lo intenté, vibré, me quebré y me sentí tan pequeña. Lo pienso: tan fuerte, tan lleno de luz, tan lejos, vibrando pero sin romperse. No pude, y ojalá nunca pueda... olvidarlo"
.
CleaBer sin saberlo, ausente tantos años en mi vida es tan significativo. Lo necesitaba más que nunca y mágicamente ahí estuvo para sanarme, otra vez sin saberlo. Y ahora, ese significado fantasma se transforma en una pseudo-amistad que no quiero perder.

Por ahora ha desaparecido, supongo que sigue por ahí oculto en algún lado; buscando a quién sujetar para salir a flote y soñarse y revivir sus fantasías para sanar de su dolorCleaBer está tratando de sobrellevar su crisis existencial. Hablamos poco desde entonces; pero le quiero igual, con todas mis fuerzas. Espero que pronto esté bien, porque me hace falta :'( Mucha falta.

Y hablando de ex, mi Gabina es protagonista de esas pasiones desmedidas, de esos "te extraño" irremediables, de ese amor a destiempo. Tuvo un novio al que entregó su persona, sus miedos y fortalezas, su belleza, su admiración. Todos éramos compañeros de Letras. Y sucedió el clic. Gabina, terminó con Ton, su eterno novio de bachiller, estaba decidida, Floreano sería el nuevo príncipe valiente, jeje, incluida la melena de dicho personaje.

Floreano es lo suficientemente alto para el metro de estatura de Gabina (ay bueno, es una exageración, sorry Gabina, jeje), de melena larga, barba completa, camisas holgadas y pantalones de mezclilla. Para mí, Floreano era un compañero brillante, de comentarios ácidos pero inteligentes, parecía que las clases le quedaban chicas. Y, entre otras cosas, eso conquistó a Gabina. El amor de Gabina fue intenso y disponible, no puedo asegurar cómo fue el de Floreano... se querían, pero tal vez sus ondas elevadas lo llevaron lejos del alcance de mi amiga.

Entonces Gabina se resignó a sólo admirarle y pronto encontró a Nacho Libre. Bonito, atento, “interesante a su manera” como dice ella. Y así ha vivido felizmente durante año y medio. Tiempo en el que ha mantenido contacto con Floreano, le apoya en sus proyectos, comparten actividades, en fin.

Y resulta que ahora Floreano NO PUEDE, que VIBRA, TIEMBLA, Y SE SIENTE PEQUEÑO junto a Gabina… y Gabina VIBRA, PERO ES FUERTE y NO SE QUIEBRA.

Gabina por fin tuvo que enfrentar la terrible situación. Nunca le había hablado abiertamente de Nacho Libre a Floreano, no quería lastimarlo… y tal vez no quería cortar sus alas. Para su suerte, tuvimos una ponencia (algo accidentada por cierto, pero esa es otra historia) y compartimos auditorio con Floreano. Y sí, Gabina tembló porque no estaba segura de cómo manejar la situación: sus dos amores sentados en la misma mesa. Mi Gabina estaba radiante, hermosa, brillaba.

Nosotras hablamos de nuestro eterno Ajijic y sus lenguas en contacto. Floreano, tan culto como lo recuerdo, habló de poesía árabe. Mil y dos poetas nombrados, mil y dos temas dominados, mil y dos traductores reconocidos (por él y su inmensa cultura) (inexistentes para mi inmensa ignorancia). Floreano iluminó el escenario con su lectura de poemas y la cerveza que lo acompañaba. Y yo me uní a Gabina a admirarlo... como una estrella que bajó del firmamento para iluminar nuestras ignorancias.

Para mí, la noche cerró con unas odaliscas bailando (jejeje, curiosita la noche cultural que organizó la Olgui entre creación literaria, Ajijic y lenguas en contacto, poesía árabe, odaliscas bailando, lonches, cervezas, capuchinos, teatro guiñol y auditorio palero). Para Gabina, la noche comenzó con el mensaje que Floreano le envió. Wow Floreano, qué cosas escribes, vaya que amas a Gabina. Y ahora Gabina se siente culpable por “sentirse estable con Nacho Libre” y por ser aún la musa de Floreano.

Gabina, que la fortuna esté contigo… de cualquier manera yo te quiero; Nacho Libre y Floreano me acompañan :D.

CleaBer usted nació con la fortuna y yo lo espero sentada en la esquina de siempre. Ojalá que pronto encuentre su bienestar porque extraño su brillo habitual. Lo quiero amigo fantasma.
.
Pp, gracias por tu compañía.




Comentarios

Lo que no olvidan...