iNicié la plática.

Ahora que anduve en Vallarta, fui con mi compañera a comprar unos puros que quería regalar a un amigo con el que se iba a encontrar ahí (iiiuuuuuuuuuuuu). Nos atendió una muchachita atractiva. Y me acordé de Él.

Yo: hEy, ¿te acuerdas cuando andabas de volado con la cigarrera? Me pregunto si será la misma… jajaja.
Él: Mamacita… cómo olvidarla… ;) Pues no sé, pero si es… me la saludas muchooooooooooooo ;).
Yo: Ándele pues… Dios que lo bendiga eh. Gusto en saludarle.
Él: Usted preguntó. Yo respondí.
Yo: Tiene razón. Como casi siempre. Quién me manda O_o
Él: hEy! Tengo una buena pregunta para ti… buen, más bien quiero tu punto de vista ¿ok? Resulta que con “mi” percepción de ciertas cosas, me he cuestionado lo siguiente:Una mujer casada, para mí es la que ha dado un paso y va delante de las demás que no están casadas.Una mujer casada y con hijos, para mí es la que va dos pasos delante de las que no están en el supuesto anterior.Pero cuando esa persona se divorcia por X circunstancias y queda soltera, pero con hijos… no se puede decir que ha dado dos pasos atrás y quedar como las otras, que todavía no dan el 1er y 2do paso.¿Se puede confiar en esas personas?Si es católico(a), ¿se estaría violando uno de los 10 mandamientos al mentir ante su Dios?, al no cumplir el famoso juramente ante el altar… Dios, sacerdote, amigos, enemigos, progenitores, etc.Sus “te quiero”, “te amo” ¿tendrán validez alguna? O sólo salen de su boca para hacer un cumplido.¿El amor existe?, ¿hay vida después de la muerte?, ¿Jesús es de Belén o de Nazareth?...[Y finaliza el muy ca… con una carita: ]=)


Primero me puse el disfraz de lupedalessio. Luego, tomé aire y respondí:

Yo: Jajajajajajaja, lo bueno que dije que CASI siempre tienes razón.No sé si lo que te voy a contestar tenga validez alguna, si tenga siquiera una pizca de sensatez… te lo voy a responder en vivo, como ando: con 2 horas de sueño (buenos sueños) en 48 hrs y situaciones bizarras y nocturnas en carreteras llovientes.
1.      No creo que el estado civil signifique si una persona se encuentra delante o detrás de otra. Tal vez, tu percepción se deba a que no has dado “el paso” que señalas, por asuntos muy tuyos de la competencia de nadie más.
2.      Lo mismo para los hijos. Con la diferencia, de que las personas sin hijos… no se han maravillado de la vida misma al verla pasar frente a sus ojos. Te sorprenderías de la inteligencia, de la inocencia, la transparencia y la fuerza para superar cosas, pequeños retos de la vida que tienen los niños en desarrollo. Otra vez, un paso NO dado para ti (según tus palabras, que no las mías).
3.      Sabrá Dios si los católicos violan los mandamientos al divorciarse. Yo, gracias a Dios, no me atreví a dar ese “enorme paso” (tus palabras). Porque sí, católica… y principalmente romántica que soy (por no decir pendeja), me gustaría que ese paso fuera para toda la vida (sólo que no he encontrado mi alma gemela) (puras similares, que son lo mismo: pero más baratas).
Por otro lado, si los sacerdotes mienten, ultrajan, violan y engañan a toda la comunidad dañando inocencias y jodiendo vidas… qué importancia podrá tener que un simple mortal mienta frente al altar. Que te diré, personalmente, preferiría “mentir” (como dices) a Dios (y a todos los demás que dices también), que mentir (y mentirme) toda la vida al continuar al lado de alguien que ya no es compatible con tus principios, con tus metas, con tus caminos para lograrlas, con tus costumbres… con tu “cuento” de amor. 
Al cabo, Dios lo perdona todo ¿no? Más vale mentir de una vez, que para siempre.
4.      Tal vez los tequieros y los teamos de esa persona, la divorciada, son los más honestos del mundo entero. Tal vez la divorciada los puso ahí para abrazar a la otra… y tal vez esa otra fue la que falló. Por tanto, concluyo que: quién sabe!... todo depende de lo sucio que esté el cristal con que se mire.
5.      ¿Que si el amor existe?Por supuesto. Y de mil formas diferentes. Amor a las personas, a las cosas, a los sueños. Amor de pareja (aunque sea la pareja de turno), fraternal… algunos también amamos la naturaleza, las buenas causas, los casos perdidos (romanticismo puro, ajá… por no decir ya sabes qué). También dicen que Él (el tal Jesús), dijo que a los enemigos se les debe de amar, se les debe hacer el bien… que si tienen hambre, hay que darles de comer… que si tienen sed, hay que darles de beber… que bendecirlos, que rezar por ellos… ya sabes, todo eso. Ni modo de transcribirte el evangelio.Porque dicen, que amar al enemigo, tiene más valor que amar a quien te ama… eso no tiene chiste ni gracia.Y yo esto último lo hago muy bien. Por qué no seguir amando a quien te hizo daño, pero a cambio te dio un maravillosísimo hijo, te ayudó a abrir los ojos y a crecer como persona. Por qué no bendecirlo y desearle que le vaya bien y que nunca muera… pero que sufra mucho (muahahahahaha).¿Existe el amor? Claro!, con toda certeza. Para los muy perdidos, también existe el amor platónico… por qué no amar al ser imaginario que te has creado en años de ausencia y desconocimiento, alimentado tal vez sólo por comentarios suspicaces y reflexivos… Tal vez este amor sea el más maravilloso del mundo entero, porque el que ama platónicamente, tiene el poder de decir HASTA AQUÍ, sin depender del otro, sin lastimarlo, sin destruirlo. Por qué no bendecirlo y rezar por él, cuando te ha generado tan buenas e inalcanzables ilusiones, es una manera de crecer también. Pero se me olvidaba, algo ya me habías dicho sobre tus ilusiones inexistentes; así que te entiendo si no tienes amores platónicos.
6.      Que si hay vida después de la muerte… pues más le vale al Dios católico ¿no?... si no, qué pinche mentiroso postrado en el altar (entendería entonces de dónde los inmundos sacerdotes, violadores y miserables). Además, yo quiero morir “para nadar por el mundo sin tener que salir a respirar... lalalalalalalala” (y todo el resto de la canción).Y si no hay vida después de la muerte… pues qué aburrido. Y qué jodidos estamos, todos vamos que corremos para allá.Y hablando de amores y muerte… ¿sabes lo que de verdad me duele? Otra vez, idea romántica (por no decir… ya sabes)… me duele no haber encontrado aún a alguien con quien sienta que estoy tan conectada en vida, como para encontrarlo en el más allá… para darnos unas vueltas por todo el universo en su exánime compañía.
7.      ¿Que si Jesús es de Belén o de Nazareth? Eso te lo puede responder Gael con los ojos cerrados. Cuatro años de catecismo no son en vano… pasamos a quinto (están peor que en los estudios profesionales :s son años y años de catecismo, para convertirte al final en un reluciente cuestionacuentos) (cosa que aplaudo, también es crecimiento tener la capacidad de desmentir los cuentos que te enseñaron por años; si no desmentir, ya por lo menos dudar) (dudar es bueno… denota capacidad pensante) (sumamente aplaudible para mí). Pero digo yo… si existió ¿importa donde nació? Digo, me siento afortunada de estar en la dimensión tiempo-espacio en la que creen que hubo alguien tan chipocludo (por no decir chingón) como para marcar pauta en la humanidad (antes y después). Digo, además qué pinche influyente, es el hijo de Dios… ¿habrá imposibles para él?Alguien que marca vidas de manera tan positiva (aunque luego unos se nos tuercen), que sea hijo de Dios o de Nadie, se merece todo mi respeto y admiración. Y me hace darme cuenta cuán mediocre soy, que no aspiro a marcar humanidades, sino que nada más a uno: Gael. Que crezca con toda la confianza en sí mismo… la que yo no tengo, toda la que me falta; que se sienta verdaderamente todopoderoso para franquear los obstáculos imaginarios que él solito se haya creado y los que cualquier cabróndepacotilla quiera poner en su camino… (porque CREER también es PODER. Dicen, la fe mueve montañas) (ah, pero tú no tienes ilusiones… se me olvidaba). Pero sobre todo, quiero dejar en Gael una marca: que se enseñe a amar con toda la fuerza con la que amo yo, porque el amor existe, y lo veo a todas partes donde mi corta vista llega. Qué importa si nadie te ama con la fuerza que tú pones en ello… ellos se lo pierden.Como dice la canción “¿y dices que el pobre soy yo?”… o algo así, ajajaja.Yo creo, eBa, que hay que amar a diestra y siniestra. A este mundo, le urge el amor por los demás, por TODO lo demás… de ser así, tal vez otro gallo nos cantara.Pero qué se yo, si no he dormido nada; si he entregado todo y se han burlado; si me interesa fuertemente tener ilusiones; si tengo Fe en mí… que construyo mi propio camino; si tengo Fe en que el Otro por lo menos encuentre un simple motivo (que no un camino), porque unos… ni eso tienen. Unos nomás viven sin esperar nada, “sobreviven y dejan vivir”.Qué se yo eBa, si el de los sabios 40 eres tú. Yo, inexperta treintañera y ávida de lecturas sin propósito, soy bien idiota. En serio, ojalá yo llegara por lo menos a los 32, porque en este mundo, uno nunca sabe (nada).Usted pregunta, y yo también contesto.¿Bueno? No, Eba… excelentísimo casi findesemana. Y lo que le siga… que pa eso estamos :)

Él: Lo logré. Te hice escribir =)Interesante tus puntos de vista… me agradan…Y sé que el ser casado(a) o soltero(a) no le quitan a uno lo pendejooooooooooooooo… pero sí, es bueno aprender de ello. =)

Él: Guen, por cierto… gracias por el correo… me hizo cambiar ciertas cosas en mi forma de pensar.=)

Yo: Tienes razón otra vez.Sí eBa, las pláticas contigo son interesantes y reflexivas… a veces duelen, otras hacer reír, pero la mayor parte del tiempo hacen pensar. Por eso me gusta escribirte…Y no te burles de mí diciendo que te hicieron cambiar ciertas cosas en tu forma de pensar :’(… la idea, como dices, es compartir puntos de vista. Además, cada quién es libre de pensar y sentir lo que quiera ¿no?Ahora yo tengo preguntas…¿Sientes que te acoso? Ya sé que mil veces he dicho cosas que no debería… como que estás bien pinche guapo (y sobre esto hay un cuento que otro día te escribo), como felicitarte en tu cumple… y tal vez otras cosas que mi cerebro bloqueó a estas alturas.Pero no quiero acosarte. Odio los acosos. Es más, me espantan. :’(… y sí hombre, queda claro que eres como un amor platónico. Pero, de esos del tipo que se siente por los artistas; es más grande mi amor platónico por Ashton Kutcher. Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja… nada más que dudo que Ashton Kutcher pueda tomarse el tiempo para leer y responder mis burradas.
Pero, ojo… una cosa es el platonismo y otra la realidad; por eso, hay que hacer tierra de vez en cuando (mi hermana le recomendó a una prima, que cuando esté borracha y mareada acostada en su cama, baje un pie para hacer tierra y se le quita el mareo) (jajajajajaja) y amar a personas reales. No virtuales. Menos imaginarias. Porque la realidad es, que el eBa que conozco, está formado por mi ardillavoladora (la que tengo en el cerebro). Unas cosas son las que me comparte, otras las que me imagino, otras las que recuerdo… sé muy poco de ti. Es más, no sé nada. Si me preguntas si sé cómo se llaman tus hermanos (bueno, eso sí), tus metas de vida, el nombre de tus mejores o peores amigos, tu película favorita, tu artista favorito, tu amor platónico… todas esas cosas simples, no tengo ni idea.
 Fuiste una persona muy importante en mi etapa de prepa, me marcaste positivamente (por eso te admiro y te respeto). Aprendí muchas cosas gracias a ti. Por ejemplo, aprendí que (en ese entonces) no debía enamorarme de muchachos guapos de 25 años que fueran populares, que tuvieran carros wolks wagen, ni motos ceberres, ni que les gustara el azul marino y la ropa cómoda, ni que escribiera con la letra inclinada hacia adelante, ni que observaran a las personas poniendo la mano en la barbilla (tipo La Doña)… que tampoco debía creer fácilmente en los teamos que me decían, que antes había que comprobarlos… que sobre todo, eran altamente dudosos los teamos originados al caerse de motos al calor de las copas desde teléfonos esquineros públicos, que podía ser que al día siguiente encontraras al sujeto besándose con otra; o en el peor de los casos, intentando que la frase dicha te hiciera abrir las piernas automáticamente. Sobre ello, aprendí principalmente que no debía creer en ningún tequiero y ningún teamo con sabor a alcohol. Aprendí que la gente miente y habla por hablar y actúa por actuar, sin darse cuenta del daño que hacen… (ay, bueno! Esto tal vez no lo aprendí bien). Pero también aprendí que muchos actos son resultado de la inmadurez, de la juventud, del momento… que la gente luego madura, envejece (mos)*, y que vienen mejores momentos, mejores pláticas y mejores cosas qué aprender.
*Y a este envejecemos, le agrego una anécdota. Que yo, ahora treintañera… me da una risa ver cómo cambia tu percepción de la juventud/vejez conforme pasan los años. Que para mí, un cuarentón es joven; que un veinteañero es chico; que quinceañeros o con menor edad, son niños o bebés. Y esto, porque platicando con un primo de 23, me dijo que unas doñas como de 30, lo traían enfriega en su nuevo trabajo. Que una amiguita de mi actual trabajo, 19 años y enojada con la vida, me platica mucho de su “exjefa amargada. Amargada seguro porque ya está ruca… tiene como 29 o 30”. Jajajajaja… que cuando hablo con mis amigas y compañeras, doñas treintañeras y cuarentonas, nos referimos a papás cincuentones, a esposos y amigos cuarentones… todos muuuuy jóvenes. Luego, el parámetro de juventud / vejez se va recorriendo conforme alcanzas la edad, porque uno nunca es viejo. Y lo que yo creo, que lo importante es que no envejezca el alma… porque ahí sí estás grave. Si te envejece y muere el alma, entonces cuando muera tu cuerpo ¿cómo vas a recorrer el universo sin tener que salir a respirar… lalalalalalala? (y toda la canción completa de kinky).
En fin, eBa… entiendo que dudes que una mujer que vive en amasiato, casada o divorciada o soltera o en cualquier estatus civil pueda decir tequieros y teamos sinceros. Porque he visto (principalmente en las redes), que la gente ha abaratado los términos, que hizo moda diciendo tequieros y teamos a diestra y siniestra a cualquier hijo de vecino. Como un mote. Como un saludo, como decir “adiós”. De lo más ordinario que escriban cualquier cosa y finalicen con un tequiero (sea el amigo, vecino, primo de un amigo, compañero de clase, trabajo o alguien que conociste de paso por algún lado)… es moda, no sentimiento.
Pero, yo… licenciada en Letras Hispánicas, no uso mis letras ni mis palabras para ciertas modas del lenguaje. No digo ni “wey”, ni “sale bye”, ni “como ahí qué”, ni escribo como emo (aunque respeto a todos los que lo hacen). Entonces, si te digo tequiero, lo digo con sentimiento. Pero, escucha la canción… amar y querer no es igual. Los tequieros sinceros pueden ser muy comunes; pero los teamos sí que están dosificados… pienso que es amor, pero con un nivel diferente… digamos más profundo, más íntimo, más personal. O algo así.
Entonces eBa… si te digo tequiero, créelo. Te quiero por lo que ME significas, por lo que aprendí, por el tiempo de “des-conocerte”, por lo que me has hecho sufrir, reír y pensar. No porque quiero que seas mi novio, porque te cases conmigo (y menos aún te acuestes conmigo). Si fuera así, no soy de las que te llevaría de paseo y te haría una actuación, diciéndote por ejemplo que quiero hacer pipí… jajajaja. Si eso quisiera, tal vez trabajaría para alcanzarlo y te lo diría abierta y directamente. Ya te lo he dicho, las cosas cuando se hacen con el parecer de las dos partes son logradas y disfrutadas… pero, por suerte (o no) tampoco se me dar ser de las ligeras :’(.
Ahora, si cualquier otra mujer soltera, casada, divorciada, con hijos o sin ellos… te dice te quiero, o te ganas su teamo y quieres saber si es sincero…. Pregúntaselo, obsérvalo, vívelo, compruébalo.
Fíjate, por un momento pensé que eras de los que se dejaba querer con facilidad, por una y otra y otra y otra (porque tu amor, por lo que me has contado, ha sido de pocas) (ese pocas en plural está casi sobradísimo) (pero no queremos nombrar innombrables). Qué curioso… ¿ves qué poco sé de ti?
En fin, mucha escritura. Ya casi novela.
¿Sabes? Si por mí fuera, te escribía un cuento diario. Pero tampoco quiero aburrirte. Por eso, escribo como desatada, porque me gusta. Porque me pagan. Y acá, por pasatiempo para cuanto desconocido se topa con mis burradas por internet. Así la cosa, pues.
Y ¿sabes qué?, ya nomás por ocasionarte un escalofrío, léelo claramente: te-quiero, aunque tal vez no como te imaginas.
Jajajaja
Es que me da la sensación de oírlo (acá leerlo) te produce vértigo, arcadas o algo así. Tal vez, si no fuera doña o ruca, tal vez si tuviera unos 15 o 20 años, te agradarían.  Por eso, tenga otro: te-quiero. Con sentimiento. Y también nomás por molestar. Jajajajajaja.
Otra cosa, a veces… tus semi-directas al aire, pienso que las dices por aplastar. No necesitas hacerlo. Cuando quiero, cuando me da la chillona, cuando me desilusiono (que también me pasa) (pero no como estado permanente), también suelo aplastarme. Yo solita. Hasta eso, no necesito ayuda. Jajajajajaja.
 Él: Guen, es que mi últimas dos conquistas –según yo- he salido con mujeres divorciadas y con hij@s...
No era por ti… ¿oK?
Y tenía pensamientos fuera de contexto, sólo quería tu opinión y gracias.
Yo: Ah. Entonces cuenta el cuento completo. No ves que me identifico y luego escribo como borracha desatada. Qué vergüenza… hasta te digo que eres mi amor platónico :’( jajajajajaja.
Tal vez es el desvelo. Desvarío… por eso te decía ayer que no confiaras en mí, porque estaba desorbitada de sueño y emociones intensas.
Y para finalizar, no encuentro una mejor palabra (con todo y la licenciatura en letras): Chale!!!Jajajajajaja
Fíjate, el primer consejo de la escuela para padres es… cuando tu hijo te pregunte algo delicado, pregúntale por qué lo dice, porque a lo mejor él tiene una idea inocente y diferente a lo que tú estás creyendo. Por eso luego riegas la sopa cuando no debes.
Chale, otra vez
Estoy reprobada.
Me voy a inscribir al próximo curso.
Y ya me callo los dedos.
Jum! Y brazos cruzados.
Y patada al suelo.
Él: Sí Guen.
Me interesó ver cómo pensaba una persona que se encuentra en esa situación -y no porque sea malo- sino porque hay cosas que no entiendo al respecto.
Pero ya me he dado cuenta de que el que no se entiende soy yo… =)
Y sí Guen, muchas cosas han pasado por mi vida y espero sigan pasando algunas más. Pero lo que es cierto, es que no he sabido querer como lo marcan las novelas y los cuentos de amor y romance.
Yo pienso igual que tú, sobre cómo deben ser los tequiero y los teamo.
Y no caigo tan fácilmente… eso creo…
PD. Me voy Guen. Pero ya sabes cómo encontrarme… estoy disponible en mi tel, en el cel, en mi otro correo y en el whatsapp.
¿Sabes? Siempre ha sido algo excelente leer tu vida. Y me he dado cuenta que por medio de ella, he conocido algo de la mía.

De verdad, es un placer haberme cruzado contigo en esta vida… eché a perder mis oportunidades pero, de no haber pasado, tal vez no te tendría en mi (corta) lista de mejores amigos y de promesas a conservar.
GRACIAS.

Cierro el novelón diciendo que me fui de vacaciones a las nubes.

:D
En días pasados venía renegando con mis amigos del trabajo de las injusticias de la vida... Y bum! se nos descompone el coche en carretera lloviente, amenazando con tragarnos la noche en medio de la nada. Luego, una señal: nos sonreía el arcoíris más claro que he visto en mi vida. Vi el inicio y fin (y ninguna olla con monedas de oro) (no me daba cuenta que el tesoro era otro). Sin cámara para guardar el momento y con el celular descargado. Renegué (no me daba cuenta que la mejor foto quedó archivada en mi corta memoria). Mi jefe, en la histeria quería traer al mismísimo Ejército Nacional a rescatarnos. Lo vi tan perdido que empecé a dar instrucciones de mecánica (yo, que mis más avanzados conocimientos se reducen a identificar switch, clutch, acelerador, freno, velocidades): que abra el cofre, que encienda, que apague, que pasen las botellas de agua (por suerte traíamos cientos). Y yo, metiendo mano... no trae ni gota de anticongelante... le dije que cuando veníamos había un charco debajo (no me peló y dijo que era por el aire acondicionado). Llené el tanquecillo del agua... y con la temperatura estabilizada llegamos a una gas. En la desolada madrugada, se detuvo un coche y sentí pavor. Me imaginé destazada en el anonimato. Otra señal: sólo un buen samaritano que ofrecía su ayuda. Resumiendo, más de 13 horas de espera/camino de Vallarta a Guadalajara. Y 2 días sin dormir. Me tocó regresar con mi amiga en una nisancita de media cabina. Intimidadas y aplastadas por el corpulento chofer (que por cierto resultó un pandedios). Empecé a temblar de frío... pero más de cansancio, de histeria hasta entonces apaciguada y apunto de desbordar. Mi amiga le pidió al chofer que subiera el vidrio... agregué: "más que nada porque me estoy despeinando". Reímos. Y sigue el cuento largo. Para finalizar el viaje, otra señal: la vida me consintió mandándome hasta la puerta de mi casa, a las 5:00 a.m. en un mustangblanconuevodepaqueteysinpatinadademosca. Wow, antesmuertaquesencilla.

hOy me quedé observando a unos niños jugar en una vecindad. Sucios. Sin zapatos. Con madres y padres en situaciones desconocidas... Niños que no saben nada de la vida, como si sirviera de algo. 

Son felices... Y me sentí contagiada. Reí con ellos.
La vida se encarga de gritármelo tanto como puede... y yo que con mi Dorimemoria lo olvido siempre.

Sí, la vida es maravillosa, quien la complica es uno mismo.
El viernes por la mañana, recibí un correo de tipo autosuperaciónpersonal: “Compañeros: les comparto algo que leí…”. Los compañeros eran dos desconocidos y yo. En resumen, decía que uno prácticamente pasa la vida a ciegas. Que la vida hace de nosotros un papalote y no ponemos resistencia. Que hay que tomar control y decidir el camino que queremos llevar. Que cuando uno lee un libro, hay que elegirlo para un propósito específico. Interesante. Muy. Me gustó. Pero, principalmente, me sorprendió.

eRa Él.

Le respondí un “megustóygracias”… pero, diciendo que no estaba muy de acuerdo con sólo leer libros con propósito, y dónde queda el placer y la aventura imaginaria. Que la mayor parte de los libros que me aviento, no son de propósito, que son más bien “nomás por joto” como el chiste del elefante que quiere unas pestañotas. Y que por cierto, el libro en el que estaba, me recordaba a Él y sus feas. Pero, que la lectura, además de relax, sirve para aprender nuevos estilos y palabras domingueras que adornen mi trabajo: porque MARAVILLA de trabajo, ME PAGAN POR ESCRIBIR :D (me encanta). Pero que tal vez tenía razón… debía pensar qué leer y dejarme de tanta basura que me aviendo, aunque había basuras muy buenas. Le conté lo que me dijo un maestro una vez que expuse en una clase y todos quedaron con cara de ?, además de la exposición, había que entregar un ensayo del tema. Y el maestro me puso una nota en mi trabajo revisado: usted es mil veces mejor hablando que escribiendo. Tooooooooooin. Y que todo el cuento, para decir “graciasymegusta”, por lo tanto, lo habría notado: no hablo, pero escribiendo me desato.

Se rió. Me dijo que no leyera libros que fomenten fantasías. Que mejor leyera un libro de cocina. Me jodió. Contesté: ¿De cocina?, ¿quieres que tenga pesadillas?; es más, ¿qué es cocina? 
Rió. Que no me quiere con pesadillas, sino con dulces sueños, que son los que le importan (SUSPIRO). Sí claro, esto último lo inventé. Sólo dijo que no me quiere con pesadillas. Ja! Y me pasó el dato la lectura completa, que a él también le había gustado.

Y otro correo: y me gusta leerte :)
Yo, me fui a las nubes a dar un paseo.

Anoche lo soñé… algo curioso y agradable después de un fin de semana DEEEEENSO.  Lo volví a ver, aunque en sueños y se lo conté. Aunque omití partes deprimentes (ajajaja). El sueño: estaba yo afuera de la casa que le inventé y llegó para encontrarme. Con pantalón de mezclilla y sudadera. Y abundante cabellera. [Omití contarle la vestimenta. Y la cabellera] [O sea, por la cabellera, debió ser en tiempos preparatorianos]. Había recargado en la pared una reja con paletas de hielo amarradas y cubos de hielo entre los barrotes. Va la primera ridiculez: me decía que eran las paletas de un amigo, que se las habían encargado y que él las había puesto en su refrigerador sustentable… mismo que se derretía sobre el pasto en el que estábamos parados. Y acá otra ridiculez. Lo que no le conté: nos íbamos caminando. De la mano. Me sentía feliz. Luego, reconocí calles… estábamos por la casa de mi novio. Me sentí angustiada, no quería soltarlo, no quería que se fuera. En algún punto del sueño, no era Él al que tenía de la mano, era mi novio. El sueño se convirtió en pesadilla… pero no me acuerdo lo que pasó.

A Él y a mí, nos gustan las historias de una desconocida que publica en internet. Escribe maravillas. Inteligente. Poeta. Profunda. Y sólo habla de su vida. No es constante, por eso si aparece nueva historia, el que la encuentre primero se la pasa al otro. Hoy que desperté soñándolo, me acordé y visité la página. Desapareció. La tipa borró la página y su contenido.

Hoy le escribí yo. Le contaba las partes no suprimidas del sueño, lo de la desaparecida y lo que me había quedado pensando:

Sofíadelmar desapareció su blog. Canijaentodosuderecho. Paso adelante. Y me quedé pensando… Todos se van, se desagrupan, siguen su camino. ¿Cuándo me atreveré yo? Bueno, pues.  Era lo último de hoy. Ya no TE interrumpo más MI tiempo. Jaja.

Y contesta, como calmando el ánimo: gUen… nadie desaparece… sólo se dan un descanso; o como yo he dicho “cansados de alimentar falsas ilusiones o esperanzas”. Hay que poner los pies en la tierra, mientras se pueda…

Pensó tal vez que lo decía por él, porque se fue del infrafeis. Pero no hablaba de él. Hablaba de mí. Tiene razón, hay que poner los pies en la tierra… porque el tiempo es cruel. Aunque es padre SOÑAR(-lo de la mano). Jajaja  ¿Ves? eBa, no puedo poner los pies sobre la tierra, ojalá nunca pueda.

Mi blog tiene qué ver con eso… con lo que nunca he podido. Con el olvido que no acepto. Por eso el título. La descripción (que borré) decía: “No he podido… lo intento, vibro, me quiebro y me siento tan pequeña. Te pienso… tan fuerte, tan lleno de luz, tan lejos. Vibras, pero no te rompes. No puedo, y ojalá nunca pueda”. [Olvidarte].

Le respondí:
Bueno, hablaba de mí. De que me duelen las partidas y despedidas. De que no las supero. De que sigo rondando a la misma gente, las mismas cosas, los mismos pensamientos. Que la gente se atreve a abandonar puntos de partida para seguir caminos y construir algo. Pensamientos positivos y a favor. Poner los pies en la tierra cuesta trabajo. Mucho.
¿Te digo algo? En estos últimos correos te “leo” lleno de luz… espero que alumbres muchas inconsciencias [como la mía] [tooooooin]. Algunas veces, (por decir algo) te he dicho “hola” y me dan ganas de salir corriendo. No esta vez. Hace muchos pero muchos años, te vi en la calle, en un alto. Y me quedé observándote [Tienes razón, creando fantasías][lo voy a recordar la próxima vez]. Y por algún motivo del que ahora no me quiero acordar, me sentí aplastada. (Se lo dije disfrazado)Te pienso… tan fuerte, tan lleno de luz, tan lejos. Vibras, pero no te rompes. Yo no puedo. Pero a veces, la realidad es otra. Porque no siempre quiero… ojalá nunca pueda. Y todo por lo mismo: no me gustan las partidas, ni las despedidas, ni las desaparecidas, ni las vacaciones, ni los descansos que la gente se toma jajaja. Aunque estén en su derecho. Imagíname: Parada con los brazos cruzados, con cara gestosa y pataleando al ritmo de: que-no-y-que-no. No quiero y no quiero. No quiero que nadie se vaya nuncaYo no puedo, no quiero y ojalá  nunca pueda olvidar a la gente.

Respondió:
JAJAJAJA. Sí gUen, me siento como bombilla de 100 watts, pero me gustaría ser un foco ahorrador, de esos que con poco dan mucho y duran más. Me siento como alguien se siente cuando no busca lo que no tiene, que no espera recibir nada de nadie. Creo que sólo vivo. [uffffffff!... costó trabajo, pero lo logró] [espero que no sea bipolar como yo] [hoy sí] [mañana no] [pasado tal vez]

yO:
bUeno fOco... nada más no encandiles. Ahorrador. Y sustentable. Como tu refri de paletas.

éL:
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Ok, Ok. =)

Risas.
hOy lo quiero.